Centralice la atención de sus clientes vía telefónica, con un número único nacional, compartiendo gastos de comunicación con los clientes que realizan las llamadas.
Usted sólo se hace cargo de la Larga Distancia y quien llama, cancela el servicio local medido.
Fácil recordación de número único de atención