Aterriza en 12 ciudades costeras de Chile, uniendo Arica con Puerto Montt aportando mayor capilaridad a las redes existentes.

Conecta territorios históricamente aislados, disminuyendo la brecha digital de nuestro país.

Descentraliza su capacidad de transmisión en todas las regiones del país acercando la tecnología a todo Chile.

En Puerto Montt se conecta a los cables submarinos existentes de Gtd abarcando hasta Coyhaique, pasando por Chaitén y la Isla Grande de Chiloé.

Tiene una longitud total de 3.500 kilómetros, fabricados íntegramente en Nordenham, Alemania.

Entrega nueva infraestructura digital para el desarrollo de la astronomía, minería, agricultura, educación y ciencias, entre otras áreas vitales para el desarrollo nacional.

36 filamentos de última generación capaces de, sólo con un par de filamentos, transportar 9,6 TB de capacidad por segundo.

Mediante su tecnología DWDM y nuestra red OTN, se conecta a nuestras redes troncales y metropolitanas y estas a Prat.

A lo menos duplica la capacidad de transmisión de datos y calidad de la internet necesaria para la transformación digital de las industrias.

Aporta valor a las empresas, haciendo sus negocios más eficientes, acercándolos digitalmente a su propia transformación.

Minimiza los riesgos de desconexión ante eventos naturales como terremotos, incendios, aluviones u otros, asegurando la continuidad operacional de los servicios de nuestros clientes.

Al tener mínimas probabilidades de falla, mejora la “Experiencia Cliente” y nos permite ser coherentes con nuestros valores y Propósito.

Constituye el proyecto de telecomunicaciones más importante de la historia de Chile.

Aporta de manera consistente a la verdadera transformación digital.

Aporta plataformas y redes de un nivel superior, nunca vistas en Chile.

Un regalo a todo el País.

Revisa el despliegue del Cable Prat

Conoce más del Cable Prat