Duplica tu velocidad de bajada (De 200 Mbps a 400 Mbps) de tus planes para jugar en línea, realizar streaming y videollamadas, transferir archivos sin problemas y a alta velocidad.